Educación y migrantes

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, hoy más que nunca, hay incertidumbre en el ambiente acerca del destino de los migrantes en ese país. Si bien es cierto que los gobiernos anteriores habían tenido políticas migratorias fuertes, como las ofrecidas por Obama o incluso la conocida operación “espalda mojada” de Eisenhower en los cincuenta, Trump se muestra mucho más intransigente e intolerante hacia la comunidad migrante. Sus políticas incluyen -pero no se limitan- a acabar con el apoyo a ciudades santuario, crear fuerzas especiales de deportación, políticas de tolerancia cero, un controversial veto migratorio a países de mayoría musulmana, un fuerte plan de deportación que afectaría a millones de migrantes y por supuesto, el controversial muro con México.

Su postura hacia la legalización del status de los migrantes está lejos de ser alentadora. En Phoenix afirmó que existía solamente un camino para los inmigrantes ilegales: “regresar a casa”.[1] Ello trae graves problemas para las personas que deban regresar a México, desde a dónde pueden regresar pues algunos llevan décadas en Estados Unidos y estas dificultades son especialmente ciertas para los estudiantes que regresan.

La situación es variada, familias enteras que deben volver, jóvenes que regresan solos, aquellos que no saben hablar español, entre muchos otros casos. La transición para volver a adaptarse a México o incluso por primera vez no es sencillo y representa también dificultades para el gobierno de nuestro país que debe encontrarles un espacio en el sistema y así garantizarle a cada uno de los migrantes el ejercicio pleno de sus derechos, entre otros a la educación.

En los últimos días el gobierno mexicano ha anunciado una serie de acciones con el fin de apoyar a la población estudiantil migrante, ya sea quienes vuelven voluntariamente a territorio nacional o quienes hayan sido deportados. Estas medidas serán difundidas a través de los 50 consulados mexicanos que existen en territorio estadounidense. Se busca que todos puedan ser beneficiados por dichas medidas, independientemente de su condición migratoria o de los documentos con los que cuenten.[2]

Una de estas medidas es la revalidación de sus estudios, así como la disminución de requisitos y costos para ingresar a niveles educativos. Se buscará que los procesos para la obtención de certificados de educación básica para adultos sean más fáciles. También se reforzarán proyectos de alfabetización a connacionales existentes en 38 estados de la Unión Americana.

Por otra parte, la revalidación de estudios se facilitará a través de tablas de correspondencia elaboradas por la Secretaría de Educación Pública (SEP). En el caso de educación superior, cada una de las instituciones elaborará su propuesta de revalidación, informando a las autoridades educativas de que se cumplen con los porcentajes mínimos, o bien, se podrá hacer a través de una validación simple de los documentos con la institución extranjera que los emitió.

Asimismo, la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) colaborará con las instituciones de educación superior a fin de establecer mecanismos que les permitan nivelar a los jóvenes a los programas de educación y reducir al máximo el abandono.

Aunque todos estos procesos son importantes y componen un paso indispensable para la integración de los migrantes al sistema educativo, también se debe de tener conciencia de que no todas las instituciones de nuestro país tienen la capacidad para recibirlos, para ello se deben identificar las escuelas que puedan recibirlos bajo las mejores condiciones, la SEP, por medio de las subsecretarías de Educación Básica y Media Superior y en colaboración con autoridades educativas locales difundirán la lista de escuelas y planteles que cuenten con las condiciones óptimas, tanto por su infraestructura como personal que labora en ellas, para recibir e integrar eficientemente a los beneficiarios.

Se espera que el Ejecutivo envíe al Senado una iniciativa de reforma a la Ley General de Educación, con el objetivo de que las acciones y medidas propuestas formen parte de la normatividad educativa permanentemente y cubran la mayor parte del territorio nacional.[3]

Instituciones de Educación superior como la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se han comprometido en otorgar apoyos a los jóvenes y académicos repatriados para que sigan con sus estudios de nivel superior. El rector de la UNAM, Enrique Graue, se ha comunicado con 39 universidades estadounidenses con las que la universidad tiene convenios para que los estudiantes mexicanos con dificultades para continuar con sus estudios puedan ser recibidos en la institución o bien que ésta sirva como puente para que puedan acceder a alguna otra en el país.[4]

La Secretaría de Educación de Guanajuato también se pronunció a favor de apoyar a los alumnos que regresen a dicha entidad como consecuencia de las políticas migratorias. Asegurando que realizarán visitas a las escuelas receptoras con el fin de capacitar a los docentes para recibir a los alumnos, además de que otorgarán becas en apoyo a los hijos de familias migrantes.

Ante la incertidumbre que ha producido el gobierno de Donald Trump en el sistema internacional, lo mejor es actuar con solidaridad, en especial con nuestros connacionales, debemos entender que esta transición no será nada fácil, comprometámonos en la defensa de sus derechos y apoyemos a todos aquellos que vuelven a casa.

Mara Ximena Flores Hernández

[1] Julia Preston. “Guía para entender la reforma migratoria de Donald Trump”, New York Times, disponible en: https://www.nytimes.com/es/2016/09/02/donald-trump-presenta-su-politica-migratoria-con-muro-incluido/ [consultado: 20 de febrero de 2017].

[2] “Una reforma busca ayudar a migrantes que regresen a México para que revaliden estudios”, Animal Político, disponible en: http://www.animalpolitico.com/2017/02/estudios-migrantes-revalidar-reforma/ [consultado: 21 de febrero de 2017].

[3] “SEP anuncia medidas para estudiantes repatriados”, La Jornada, disponible en:  http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/01/31/sep-anuncia-medidas-para-estudiantes-repatriados [consultado: 21 de febrero de 2017].

[4] “UNAM abre sus puertas a estudiantes mexicanos deportados”, en SIPSE, disponible en:  http://sipse.com/mexico/unam-programa-recepcion-estudiantes-mexicanos-deportados-241882.html [consultado: 21 de febrero de 2017].

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: