Más horas, ¿mejor educación?

A partir del ciclo escolar 2016-2017 se incrementó el número de horas para la enseñanza de preescolar, se pasó de 3 a 4 horas por día, es decir de 9:00 de la mañana a la 1:00 de la tarde. Mientras que en primaria pasó a 5 horas por día. La Secretaría de Educación Pública (SEP) justifica el incremento argumentando que las horas serán mejor aprovechadas, a fin de mejorar el aprendizaje de los niños, además que han notado que en el caso mexicano una ampliación del horario escolar ha tenido efectos positivos, especialmente en las áreas de matemáticas y español, en zonas marginadas.[1]

La SEP considera que el aumento de una hora diaria equivale a la adición de todo un año de educación preescolar, asegurando que los niños llegarán a la primaria con mayor preparación. Pero, ¿será cierta esta afirmación? Es decir, ¿mayores horas en el aula equivalen a una mejor educación? Vale la pena revisar el contexto internacional y ver qué tan cierta puede ser dicha correlación.

Actualmente, México es uno de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con mayor número de horas de escuela cada ciclo escolar. En secundaria la jornada es de 5.8 horas al día, lo que equivale a más del 20% del promedio de la OCDE. En el nivel preescolar, el tiempo requerido de enseñanza en el sector público está entre los países que impartían menos de 700 horas al año, junto con Argentina, Inglaterra, Grecia, Indonesia y Corea del Sur, mientras que Islandia, Noruega y Suecia sobrepasan las 1,500 horas de instrucción anual. Con el incremento determinado por la SEP, México pasará a tener 800 horas de clase durante los 200 días que integran el calendario escolar.

En primaria, a los maestros se les pide enseñar un promedio de entre 3 y 6 horas por día, a excepción de Chile, Francia y Estados Unidos en los que los maestros enseñan un poco más de 6 horas diarias. En general, el promedio de los países miembros de la OCDE es de 4.3 horas, con el aumento en nuestro país los niños serán instruidos por 1,000 horas de clase para los 200 días del ciclo escolar, es decir 300 horas por arriba del promedio de la OCDE.

Los contenidos que se pretenden enseñar en educación Preescolar en México comprenden:

cuadro1

Mientras que en Primaria los contenidos son:

cuadro2

Además del currículo obligatorio, también se consideran hasta 200 horas de Autonomía curricular, la cual incluye profundización de conocimientos, ampliación del desarrollo personal, conocimientos regionales y locales e impulsos a proyectos de impacto social. A partir de los cuadros anteriores podemos observar que en nuestro país se otorga gran importancia a materias como matemáticas, lengua materna y literatura, en menor medida al aprendizaje de una lengua extranjera y mucho menor al resto de materias.

En general, el currículo obligatorio en varios países del mundo dedica poco tiempo a la tecnología (1%), asimismo, el tiempo que se le dedica a actividades artísticas varía entre 5 y 20 por ciento en primaria y a la educación física se le dedica el 9% del tiempo en primaria en el promedio de la OCDE. En cuanto a México, según el calendario escolar, el tiempo que se le dedica a actividades artísticas y de educación física serán de 4.4% cada una, significativamente menores a la OCDE, aunque en tecnología es mayor el tiempo dedicado (8.9%) sólo se imparte en los últimos 3 años de primaria.

Según la OCDE, un día demasiado largo puede dejar estragos en los estudiantes, pues quedan con poco tiempo para ponerse al corriente entre clases, en contraparte la misma cantidad de horas distribuidas durante más días de clase ofrecen mayor flexibilidad para la organización escolar. Se observa que los alumnos que pasan más horas en el aula no tienen garantizados lo mejores resultados. Además, se deben de tomar en consideración el número de horas que los estudiantes tienen fuera de clase, a través de tareas, actividades extra curriculares u horas de estudio. En países nórdicos, como Finlandia no es común que los estudiantes tengan muchas horas complementarias de estudio fuera de la escuela, mientas que países como Corea del Sur, China y Japón los alumnos soportan grandes cargas de trabajo extra, no obstante, ambos ejemplos cuentan con los mejores resultados en pruebas internacionales.

Corea del Sur, en general imparte a sus alumnos de primaria, 703 horas anuales de clase, Hungría con resultados similares en la prueba Program for international Student Assesment (PISA), a los de Estados Unidos sólo tiene 600 horas de clase anuales. Otros ejemplos de países con altas calificaciones y menos tiempo de instrucción son Finlandia, Noruega y Australia. Al contrario, México tiene calificaciones menores a las de otros países mientras que mantiene una de las mayores horas de estudio por año.[1]

Concretamente el tiempo promedio que los alumnos pasan en clases de matemáticas, muestra una relación positiva con sus calificaciones, pero darles más trabajo en clase no es suficiente para mejorar su nivel de aprendizaje. No existe un consenso a nivel internacional acerca de las horas que deben de pasar los alumnos en clase. Según los datos de PISA 2012, los estudiantes de países de la OCDE pasaron cerca de 3 horas y media a la semana en clases de matemáticas, lengua y ciencia.[2]

Entre 2005 y 2011 las horas de clase disminuyeron un promedio de 3% a nivel primaria, especialmente en países como Austria, Estonia, Grecia y Hungría. Mientras que países como Noruega, Polonia y Portugal aumentaron sus horas de clase en el mismo período, con la intención de incrementar el enfoque a materias como literatura y matemáticas.[3]

Las conclusiones a los que llegan los estudios de la organización son que el tiempo que se pasa en la escuela es mucho menos importante a la forma en que los contenidos se enseñan, lo métodos de enseñanza, la buena construcción del programa curricular y las capacidades de los docentes. A partir de lo anterior podemos suponer que no hay una correlación directa entre las horas de clase y el desempeño de un alumno en el aula. No nos queda más que observar el desenvolvimiento de los estudiantes a partir del cambio curricular y de horas de clase, esperemos que la construcción del programa escolar tenga un impacto positivo en ellos y en caso de que no fuese así, hay que plantearnos cuál es el punto en qué se está fallando, tomando en cuenta todos los factores que intervienen en la educación.

Mara Ximena Flores Hernández

[1] “More school hours dont guarantee better test score”, Washington Times, disponible en: http://www.washingtontimes.com/news/2011/dec/13/more-school-hours-dont-guarantee-better-test-score/ [consultado: 28 de noviembre de 2016].

[2] “Is spending more hours in class better for learning? En OCDE, disponible en: http://www.oecd-ilibrary.org/docserver/download/5jrw21j8drmv-en.pdf?expires=1480436906&id=id&accname=guest&checksum=B53FD499B80C72102EBED6186A2CB957 [consultado: 28 de noviembre en 2016].

[3] “Education indicators in focus”, en OCDE, disponible en: http://www.oecd.org/education/skills-beyond-school/EDIF%202014–N22%20(eng).pdf [consultado: 28 de noviembre de 2016].

[1] Mariana León, “Aumentarán horas de clases para preescolar y primaria: SEP”, disponible en: http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/aumentaran-horas-de-clases-para-preescolar-y-primaria-nuno.html [consultado: 28 de noviembre de 2016].

__________________________

Descargo de responsabilidad

El Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA) se complace de aprovechar los medios informáticos para divulgar sus actividades y publicaciones. Sírvase tener presente que el material que aparece en este sitio de Internet es únicamente de carácter informativo. El IEESA procura actualizarlo regularmente, pero no puede garantizar su exactitud en todo momento.

La responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos, estudios y otras colaboraciones incumbe exclusivamente a sus autores, y su publicación no significa que el IEESA las sancione.

Las referencias a firmas o a procesos o productos comerciales no implican aprobación alguna por el IEESA, y el hecho de que no se mencionen firmas o procesos o productos comerciales no implica desaprobación alguna.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: