Flip the system: La alternativa al neoliberalismo en la educación.

No sólo en México hay modificaciones en el sistema educativo público, en los últimos años alrededor del mundo se han vivido cambios bajo estándares concebidos en organismos internacionales que llegan a nosotros como pruebas estandarizadas, por ejemplo, el Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos, mejor conocido como la prueba PISA que se desprende de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con la que se evalúa hasta qué punto los alumnos de primaria y secundaria tienen los conocimientos y habilidades necesarios para la participación plena en la sociedad del saber.

Frente a estos cambios que implica el enfoque neoliberal, resulta interesante y hasta grato saber que las preocupaciones sobre su impacto en la educación son discutidas no solamente en México, sino también en otros países de la propia OCDE. Hay más de una recomendación y contrapropuesta que generan grupos que se ven inmersos en la dinámica escolar, pero llama la atención una en particular que desarrollaron dos profesores holandeses: Jelmer Evers y René Kneyber, maestros de nivel secundaria de las materias de Historia y Matemáticas, respectivamente.

Lo que ellos proponen, respaldados por grandes expertos como Andy Hargreaves, Ann Lieberman, Stephen Ball, Gert Biesta y Tom Bennett es un sistema que se aleje de la visión económica de la educación y permita acercarse a un sistema más democrático y centrado en el ser humano, ellos lo denominan flipping the system o volteando el sistema, es decir, replantear el tema educativo desde las bases hacia arriba, desde el docente hacia las autoridades.

Destacan que, bajo estos nuevos esquemas de educación basados en la orientación por competencias, se pierde la parte pública entendida como el derecho que tenemos para opinar y generar cambios en el sistema educativo, y solamente nos quedamos con el derecho a recibir la educación que de ese sistema emane, centrado principalmente en la formación por competencias para el trabajo.

Las organizaciones internacionales muestran gran interés en que la educación sea universal y van más allá al exigir la “calidad” de dicha educación, que se medirá con pruebas estandarizadas generadas y aprobadas previamente por ellos mismos, sin embargo, pasan por alto la definición de calidad, su congruencia y su temporalidad. La “calidad educativa” no equivale a una buena actuación en un solo ejercicio estandarizado con el que se califica a todo un país, pues educar no es preparar individuos para que se inserten en la economía global, la educación se trata de niños y de desarrollo personal, local, nacional y mundial, en ese orden.

Bajo esta mirada alternativa de flip the system, o bien voltear el sistema educativo, se pone especial atención en el profesor que desde su aula debe reflexionar y encontrar cuál es el propósito de la educación en un contexto en particular, y actuar de manera consecuente en términos de sus métodos de enseñanza, pues las cuentas que deberá entregar son a otros actores locales, ciudadanos como ellos, y a grupos que también tienen intereses locales y educativos fuera de la estructura burocrática-organizativa del sistema educativo.

Es en esta circunstancia que se está poniendo al profesor en el lugar que le pertenece: al volante del sistema educativo, en donde la educación no está estandarizada, más bien está confeccionada a la medida de las necesidades del tiempo y el lugar, donde el docente no tiene que dar evidencias a la autoridad educativa de su trabajo, pues la comunidad directamente aprueba su desempeño y, como consecuencia, dicha autoridad educativa apoya y fortalece al maestro facilitándole los medios que requiera para el cabal desarrollo de sus funciones.

Con este enfoque de la educación se pueden lograr grandes avances en temas de equidad, así como de participación ciudadana, pues la comunidad en conjunto con los alumnos, los maestros y los padres de familia podrán tomar las decisiones que mejor les convengan. Sin embargo, para lograr voltear el sistema educativo, de tal suerte que emane desde esa base, es conveniente tomar en cuenta algunas consideraciones que deben existir para lograr su viabilidad y concreción.

Los profesores Evers y Kneyber señalan 6 directrices que deben existir para lograr una nueva alternativa al enfoque educacional vigente, siendo éstas:

  1. Confianza: Sin confianza ningún sistema educativo puede funcionar. El modelo actual parte de la desconfianza hacia el docente y su quehacer, por eso la necesidad de evaluaciones y evidencias.
  2. Honor: Para lograr confianza hay que ser honorables, no basta con estar orgulloso de la profesión que se desempeña.
  3. Encontrar un propósito: Los profesores deben reconectarse con los propósitos de la educación: enseñar y aprender.
  4. Colaboración: Ya sea para difundir la labor docente o para inspirar y motivar a otros profesores, la interrelación y mutua ayuda es fundamental para el éxito en la enseñanza.
  5. Apoyo: Realmente aquí todos tienen que participar, desde la comunidad dentro y fuera de la escuela hasta, y principalmente, el sindicato y la autoridad educativa. La gran mayoría de profesores tienen ideas para mejorar la educación, ya sea en su aula, en su escuela o en su Estado. Hay que escucharlos y apoyarlos.
  6. Tiempo: El sistema que otorga a los profesores tiempo para desarrollarse personal y profesionalmente, para colaborar con otros profesores y con su comunidad, para influir en la política local y para apoyar al otro, es aquél que mejor va a funcionar.

Evidentemente este es un bosquejo de una propuesta planteada desde otras latitudes y desde circunstancias diferentes a la realidad mexicana, sin embargo, una pregunta de reflexión final que dejo a consideración del lector es: ¿estamos preparados para asumir una visión semejante, con el reto que implicaría centrar la educación y su conducción sistémica desde y a partir del propio docente?

Carlos Rodríguez M.

@CarlosRodM

Referencias:

Evers, Jelmer y Kneyber, René, (2016). Flip the system. Changing education from the ground up. London & New York: Routledge.

______________________________________

Descargo de responsabilidad

El Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA) se complace de aprovechar los medios informáticos para divulgar sus actividades y publicaciones. Sírvase tener presente que el material que aparece en este sitio de Internet es únicamente de carácter informativo. El IEESA procura actualizarlo regularmente, pero no puede garantizar su exactitud en todo momento.

La responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos, estudios y otras colaboraciones incumbe exclusivamente a sus autores, y su publicación no significa que el IEESA las sancione.

Las referencias a firmas o a procesos o productos comerciales no implican aprobación alguna por el IEESA, y el hecho de que no se mencionen firmas o procesos o productos comerciales no implica desaprobación alguna.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: