El modelo asiático de educación.

            El modelo asiático de educación, especialmente el desarrollado en países como Japón, Corea del Sur, Singapur y China, es de los más comentados en el mundo, no sólo por lo estricto del mismo, sino por los resultados que arrojan alumnos de estos países en pruebas a nivel internacional, pero en ¿qué reside el éxito de este modelo? Y ¿es acaso un ejemplo para la mejora de modelos educativos alrededor del mundo?

            En la curva de aprendizaje 2014, desarrollada por The Economist Intelligence Unit (unidad de negocios independiente del grupo The Economist), se resalta qué países están preparando mejor a sus alumnos para el trabajo en el siglo XXI, ello a través de estadísticas que abarcan variables como el salario de los docentes, el resultado de alumnos en pruebas internacionales como PISA, el nivel de asistencia a las escuelas y el presupuesto de los gobiernos invertido en educación. La prueba colocó dentro de los primeros cuatro lugares de 40 evaluados a países asiáticos como se muestra a continuación:

Tabla 1. Primeros 10 Lugares de la curva de aprendizaje 2014

tab

Fuente: The learning curve. Disponible en: http://thelearningcurve.pearson.com/index/index-ranking [consultado: 08 de diciembre de 2014].

            Como podemos observar en la tabla anterior, el modelo asiático se ha mostrado efectivo a la hora de la preparación de sus alumnos para enfrentarse a las condiciones laborales. El modelo asiático enfatiza en sus programas de estudio el desarrollo de habilidades básicas en los alumnos como lo son las matemáticas y la literatura.

Analistas comienzan a observar que el ascenso en el desarrollo educativo en países de Asia Pacífico se debe a la efectiva combinación entre un sistema educativo eficaz así como una cultura que premia el esfuerzo por encima del mero talento, lo cual se convierte en un fenómeno difícil de ignorar para otros países.

            No es coincidencia que Asia Pacífico tome cada vez mayor protagonismo en el escenario internacional debido a su importante crecimiento económico. En la última reunión de la APEC, realizada en Beijing a principios de noviembre de este año, se resaltó la importancia de estos mercados y sus economías cuya aportación al PIB mundial representa más del 50%. Es cada vez más común ver la influencia de empresas chinas, japonesas y coreanas en varios países del mundo, incluido el nuestro. Ello se debe a que los modelos de educación se convirtieron en programas primordiales en el plan de crecimiento y desarrollo económico interno de estos países. A través del desarrollo tecnológico y la gestión de empresas lo suficientemente fuertes como para competir con las extranjeras, lo cual se gestionó con el fortalecimiento de los centros educativos en todos los niveles. Lo anterior no significa que sean los Estados que más invierten en educación sino que son eficientes con el manejo de los recursos y las áreas a las que éste se destina, además de contar con un objetivo claro de lo que quieren lograr como país en cuestión de educación.

            No obstante, el costo para obtener esos resultados se observa en los alumnos, pues las jornadas de trabajo en aquellos países pueden llegar a ser extenuantes. En China, por ejemplo, la educación se inicia a los 2 o 3 años de edad donde los niños pasan largas horas en instituciones escolares con el propósito de prepararse para la exigente vida escolar que les depara, ahí se les implementa conocimientos en lectura, escritura y matemáticas. En este modelo se enfatiza el uso de la memoria y la aplicación estandarizada de pruebas, los niños viven bajo constante presión para estudiar y se alienta la competencia, para no sólo obtener buenas calificaciones sino también ser el mejor. Dichas condiciones se repiten en los modelos educativos de Corea del Sur y Japón.

            Uno de los retos más importantes y difíciles de los estudiantes de estos países es ingresar a la universidad. Entre más prestigiosa la carrera y la institución más alto el puntaje a obtener en el examen de selección. Asegurar un lugar en estas universidades es asegurar un empleo en una de las empresas más importantes de sus países y, por lo tanto, se convierte en una plataforma para escalar social y económicamente. Para ello, los jóvenes asiáticos se preparan desde muy temprana edad para estos exámenes lo cual se convierte en un constante centro de presión tanto para los alumnos, sus padres y los docentes.

            Más del 80% de los alumnos acuden a clases particulares después de la escuela dedicando entre 3 y 5 horas diarias para hacer tareas, tomar clases avanzadas de idiomas, matemáticas, habilidad musical, entre otras materias, a fin de mejorar sus calificaciones. Yo misma he sido testigo de las extenuantes jornadas de estudio, donde las vacaciones se distinguen sólo por disminuir el horario de estudio de los alumnos, no por ser considerados días de asueto.

            Ello por supuesto, ha tenido repercusiones en la salud mental de niños y jóvenes. Se han observado altos niveles de depresión en alumnos de estos países, además Japón y Corea del Sur resaltan por sus altos índices de suicidio generado por el constante estrés y la continua competencia que se extiende después de la escuela a la vida laboral.  El suicidio se ha convertido desde hace unos años en la principal causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 24 años en Corea del Sur, por ejemplo. Ello ha llevado a que se comience a plantear la idea de un cambio estructural en el sistema educativo de este país a fin de aliviar el peso que se les ha dado a los alumnos.

            Aunque los resultados de estos países saltan a la vista y se han traducido en un desarrollo y crecimiento económico, también han tenido un alto costo para la salud mental de sus alumnos. Queda en nosotros la reflexión sobre qué queremos conseguir a través de la educación y qué estamos dispuestos a dar para obtenerlo.

@Petit_Ange07

One comment

  1. Pienso yo que así como está éste modelo, no quiere decir que con aplicarlo se obtendrán los mismos resultados, por ejemplo japón, con su Haiku “La disciplina algún día vencerá a la inteligencia” en la cual basan su obediencia ante todo aspecto, lo cual se mira muy poco en países como los de América.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: