El estrés laboral en los docentes

En las últimas décadas especialistas organizacionales han enfatizado la importancia del estudio de la salud  mental del  trabajador y su relación con las condiciones laborales;  el interés ha surgido a raíz de  los datos  expuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca del preocupante incremento en el índice de trastornos mentales en la población económicamente activa. La depresión y el estrés despuntan la lista.

 El estrés laboral  actualmente constituye uno de los focos de atención, puesto que se ha convertido en  uno de los principales aspectos que compromete no sólo la salud del trabajador si no la productividad y competitividad de las  organizaciones.  En este marco, la docencia  es una profesión que muestra un alto riesgo de presentar estrés laboral  debido a la naturaleza del puesto y al entorno de trabajo, a continuación daremos algunos ejemplos que propician el estrés laboral entre los docentes.

  • La excesiva carga de trabajo y falta de tiempo: el caso de los estudios  realizados en México alrededor de la mitad de los profesores trabajaban aproximadamente 40 horas a la semana debido a  que poseían doble plaza; esto, sin considerar que también le tienen que dedicar tiempo extra no remunerado fuera del horario de trabajo a  actividades docentes como  preparación de clases, preparación de material didáctico, trabajo administrativo, atención a alumnos y padres fuera del horario laboral; agreguémosle a esto que la mayoría llega a casa a cumplir con obligaciones domésticas, esto junto con el tiempo de traslado termina dejándoles muy poco espacio entre todas sus actividades para descansar y relajarse.
  • Materiales de trabajo inadecuados o insuficientes: los profesores no cuentan con espacios propios como sala de profesores, baño de profesores, etc., además  de que tienen que lidiar con material didáctico insuficiente y/o inadecuado e incluso se llegan a reportar casos en que los propios docentes tienen  que aportar el material didáctico.
  • Exigencias ergonómicas: el estar de pie  por largos periodos,  el forzar la voz continuamente y el desempeñarse en ambientes ruidosos.
  • Falta de control y autonomía: la falta de capacidad que tienen los docentes de decidir sobre la forma en que desarrollan sus propias tareas.
  • Relación con los alumnos: excesivo número de alumnos por profesor, las dificultades de aprendizaje de los alumnos, su indisciplina, su falta de atención, motivación e interés.
  • Presiones sociales y personales: una jerarquía administrativa rígida y falta de apoyo de los superiores, la carencia de cooperación  por parte de los padres de familia, ausencia de apoyo pedagógico de especialistas en el centro educativo y  la falta de reconocimiento y valorización social hacia su profesión entre otros factores son las principales causas generadoras de dicho padecimiento en los docentes.

El estrés laboral se manifiesta diferencialmente en cada persona, sin embargo es frecuente que impacte sobre la salud del docente tanto física como mental.  Un docente que sufre estrés laboral puede sentirse cansado, deprimido, tener dificultad para concentrarse y tomar decisiones, le cuesta trabajo relajarse y dormir, se muestra irritable y angustiado, presenta mal humor y se vuelve hipersensible a las críticas; esto conlleva a que deje de disfrutar su trabajo y por  lo tanto su compromiso con este disminuye afectando así su rendimiento laboral. También  incrementa el riesgo de afecciones médicas como  problemas gastrointestinales, hipertensión, cardiopatías y cefaleas.

En algunos casos, si no se realiza una intervención oportuna y el estrés laboral persiste,  el docente puede desarrollar Síndrome de Burnout,  síndrome que se caracteriza por: agotamiento emocional (sensación de haber agotado los recursos emocionales, cansancio y falta de energía), despersonalización (respuesta de endurecimiento emocional, distanciamiento e insensibilidad a los demás actores del entorno escolar incluidos los alumnos) y sentimiento de falta de logro de realización profesional (sensación de incompetencia y fracaso profesional).

Las consecuencias del estrés laboral, como ya se mencionó arriba, trascienden la dimensión individual, pues afecta también a la organización  laboral en su conjunto, en este caso el centro educativo. Un profesor estresado y enfermo está menos motivado para desempeñar sus funciones adecuadamente lo cual  es  una cuestión especialmente sensible puesto que trabaja con valores humanos;  en sus manos descansa la responsabilidad de la formación de nuevos ciudadanos, de tal manera que su bienestar mental es una variable fundamental  a considerar  si en verdad se pretende incrementar la calidad educativa.

A pesar de la vasta investigación existente en relación con el estrés laboral en el sector docente, llama la atención de que se ha tomado casi nula acción al respecto. La cuestión requiere un trabajo en conjunto que compete tanto a los responsables de las políticas alusivas a la salud de los trabajadores como a empleadores, a sindicatos y a los mismos  trabajadores de los centros educativos.

Existen esfuerzos incipientes, por ejemplo, resalta el  esfuerzo de la la European Trade Union Committe for Education (ETUCE), estructura europea de la  Internacional de la Educación (EI), en colaboración  con otras organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE) y con diversos sindicatos docentes europeos en la elaboración  y aplicación de  instrumentos para la evaluación del estrés laboral en los docentes de los países miembros de la Unión Europea  y  su esfuerzo en la realización de  un Plan de Acción al respecto.

En México las autoridades educativas no tienen programas preventivos ni compensatorios en relación a esta problemática, se delega el asunto al ISSSTE. Aunque se han detectado esfuerzos aislados como el caso de la Secretaria de Educación de Jalisco que ofrece servicios de orientación y contención a docentes que padecen estrés laboral.

Así que desde que el estrés laboral es un factor que afecta la calidad educativa y también la salud de los docentes, en el IEESA  se está realizando una investigación acerca de las acciones llevadas a cabo  tanto en el extranjero como en México para combatirlo.  El objetivo de la investigación en proceso es llamar la atención a esta problemática que ha sido prácticamente ignorada en México y  proveer  de información y sustento  teórico y empírico al SNTE para que este cuente con las herramientas necesarias para generar estrategias que ayuden a combatir este problema.

Referencias

  • Aldrete, M.,Pando, M., Aranda, C. y Balcàzar, N. (2003) Síndrome de Burnout en maestros de educación básica nível primaria de Guadalajara V, 1, 11-16.
  • Cárdenas, G. y Pèrez. M (sf). El síndrome de “estar quemado” por el trabajo en profesores de Educación primaria. Revista Xictli. Recuperado http://www.unidad094.upn.mx/revista/57/04.html 
  • ETUCE (2001) Study on Stress: The cause of stress for teachers, it’s effects and suggested approaches to reduce it. Recuperado de http://www.ei-ie.org/
  • Stravoula, L.(2004) La organización del trabajo y el estrés: estrategias de solución de problemas para empleadores,  personal directivo y representantes sindicales. OMS: Ginebra.
  • UNESCO (2005) Condiciones de trabajo y Salud docente: Estudios de caso en Argentina, Chile, Ecuador, México, Perú y Uruguay. UNESCO: Santiago.

3 comments

  1. Gaspar Vences Jaime. · · Reply

    Es triste ver a un compañero (a) enfermos. Es importante que en el caso de Morelos se consideré en los foros estatales de educación para que se implementé un programa a favor de estos compañeros y puedan tener un desarrollo profesional acorde con sus expectativas.

  2. Definitivamente de acuerdo, en tiempos pasados la docencia en México iniciaba el 2 de septiembre y cerraba a mediados del mes de junio. Todo estaba planeado para continuar cursos de verano de especialización.( Licenciaturas en español, matemáticas, historia, geografía, civismo, física, química, biología psicología e inglés) El docente preparó buenos alumnos. y la prueba está que la construcción del puente sobre el río baluarte la hicieron Ingenieros mexicanos que fueron preparados por maestros mexicanos de escuelas públicas. Y como ese ejemplo muchos más. Ahora el maestro no puede dedicarse de lleno a trabajar los contenidos del programa; porque paralelamente, todas las dependencias de los gobiernos y secretarías, quieren descargar sus proyectos en las aulas de las escuelas de México. Como ejemplo, concursos como el niño y la mar, presidente municipal por un día, diputado por un día, gobernador por un día, concursos de cuento del IFE, Sría de salud ( proyecciones, conferencias) por INIFE entrega de uniformes, entrega de útiles escolares, entrega de la beca universal, Por carrera magisterial, elaboración del PETE, del PACM, evaluación bimestral, cursos sabatinos, las tareas de los cursos los domingos, y hay que robarle tiempo a los días de trabajo. Se sale el 5,6,7,u,8 de julio. se toma otra semana de taller para Carrera Magisterial y hay que regresar el 3,4,ó 5 de agosto para retomar cursos para multiplicar y no existe descanso mental. Ojalá sirva ésta investigación de su Instituto para que nuestras autoridades rediseñen en beneficio de México la situación actual de los maestros. Gracias. José Próspero López Vizcarra.

  3. El mayor problema es q han desvalorizado tanti la profesion q no les importa nada, solo somos objetos reemplazables para ellos, nos han cosificado. Para ellos es mejor que mueras en el aula, asi este gobierno se ahorra tu pensión.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: