La importancia de la comunicación

La comunicación es parte fundamental de la vida en comunidad. Lo es para las personas, las organizaciones sociales o políticas y, por supuesto, los gobiernos. Gracias a una buena comunicación se informa lo que sucede, lo que se está haciendo; los proyectos; las luchas y los posicionamientos en diversos temas de la agenda local, nacional e internacional. Comunicando nuestras ideas, fundamentamos nuestras posiciones en la arena del debate público. La información que se comunica es utilizada por las personas para tomar decisiones, para consumir un producto, construir aliados y apoyos sociales para nuestros proyectos, y por supuesto, exigir resultados que sean positivos para el individuo y la comunidad. Es por esto que el derecho a la información es ahora un derecho fundamental, sobretodo en la época que vivimos. Ello ha llevado a que mundialmente se implementen políticas de transparencia y rendición de cuentas.

De hecho ahora es una obligación para el gobierno federal como para las empresas privadas hacer pública la información por un lado, y por otro se obligan a resguardar adecuadamente los datos personales de la ciudadanía y de sus clientes.

Dentro de la transparencia existen también criterios para clasificar información por un determinado lapso como reservada, esto ayuda a crear estabilidad en las instituciones y en la nación.

Comunicar e informar es un elemento clave para las organizaciones como las instituciones. Una buena comunicación termina por acrecentar las bases de apoyo y  legitimidad social. Muchas instituciones y organizaciones se encuentran con un problema de legitimidad social debido a que en un mundo tan globalizado y con una demanda de acceso a la información tan grande, no han sabido adaptarse y continúan comportándose al respecto como hace 20 años, en el que el paradigma prevaleciente era reservarse la información como lo más normal y el secreto como fuente de poder.

Los sindicatos como muchos otros actores en el mundo social, profesional y laboral están ante el reto de mejorar sus políticas de comunicación tanto al exterior como en su comunicación organizacional.

En gran medida los sindicatos tienen mala imagen y reputación porque no se ha sabido comunicar ni transmitir a la sociedad cómo y por qué luchan para mejorar la situación profesional, laboral y salarial de sus gremios. Quienes han estudiado Políticas Públicas, saben que al realizar una acción, programa, obra, es tan importante ejecutarla como comunicarla con los mejores argumentos: el por qué es importante, de qué va a servir, cuántas personas se van a beneficiar o se beneficiaron de dicha obra, esto con el objetivo de que se sepa lo que se está haciendo y que en el imaginario colectivo quede plasmado el “bien” que se hace por la comunidad, es decir, legitimar la existencia y el actuar de la institución.

Un problema particularmente difícil al que se enfrentan algunas organizaciones, sobretodo cuando es de las dimensiones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, es el de poder hacerle llegar a todos sus agremiados la comunicación de forma oportuna sobre lo que el Sindicato hace por sus agremiados a nivel local y nacional, hacerles llegar información importante para su desarrollo personal y sus prestaciones, así como sus derechos y obligaciones. No es una tarea nada sencilla, pues en una institución como ésta, en el que los agremiados se encuentran en cada rincón del país y donde muchas veces existen rezagos infraestructurales, se debe de estudiar bien la forma de poder llegar a cada uno de ellos de forma rápida y que ellos tengan capacidad de comunicarse con la misma facilidad. En efecto, no es una tarea fácil, pero sin duda es una labor en la que se tiene que invertir porque una institución como el SNTE se tiene que adaptar a la era de la comunicación y utilizar las nuevas tecnologías e instrumentos de comunicación.

Comunicar, no es una tarea menor o de poca importancia. Es momento de reivindicar el sindicalismo en el país; de reivindicar a los maestros y trabajadores que día con día ayudan a nuestros niños a salir adelante, hoy, nuestros maestros y trabajadores se tienen que sentir cobijados por sus sindicatos, pero para esto tienen que saber qué es lo que sus sindicatos hacen por ellos. Es hora de que la sociedad sepa cuál es el valor de los sindicatos, y cómo, en una época con una crisis laboral tan pronunciada a nivel mundial, es vital para nuestras naciones como para el mundo fortalecer la defensa de los derechos de los trabajadores.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: